BIOLOGÍA DEL MINADOR DEL TOMATE, Scrobipalpula absoluta (Meyrick) (LEPIDOPTERA: GELECHIIDAE).

(*) S. Fernández. FONALAP. ESTACION EXPERIMENTAL LARA. Km 7 via Barquisimeto - Duaca. Edo. Lara, Venezuela.

(**) A. Montagne. U.C.V. FACULTAD DE AGRONOMIA. Instituto de Zoología Agrícola. Aptdo. 4579. Maracay, Edo. Aragua, Venezuela.

 

 

RESUMEN

Se describen algunos aspectos de la biología de Scrobipalpula absoluta (Meyrick) (Lepidoptera: Gelechiidae), criado sobre hojas de tomate (Lycopersicum esculenturn Miller c.v. "Rome Gigante) bajo condiciones de insectario, en Maracay, Venezuela. Además se describe el método utilizado para las crías y el mantenimiento de las hojas. La duración promedio de las diferentes fases de desarrollo fué: incubación 4,51 días; larva 12,01 días; pupa macho 7,80 días y pupa hembra 6,72 días. Las larvas presentaron 4 instares bien definidos; durante esta fase se presentó la mayor mortalidad, básicamente en el primer instar. La longevidad de los adultos machos apareados (26,5

 

ABSTRACT

Some aspects of the biology of Scrobipalpula absoluta (Meyrick) (Lepidoptera: Gelechiidae) reared on tomato leaves (Lycopersicum esculentum Miller cv. "Rome Gigante) under insectary condition in Maracay, Venezuela were studied. The rearing method is described. The mean duration of the developmental stages in days were: eggs 4,51; larvae: 12,01; pupae: male, 7,80; female: 6,72. The larva has four instars. In relation to adult longevity: there were not significant differences between mated males (26,47 + 7,89 days) and mated females (23,2 + 5,9 days). Unmated males lived significantly longer (36,2 + 6,55 days) than unmated females (27,8 + 10,78) and mated males and females. The mean preoviposition and oviposition periods were 2,3 and 17,2 days respectively. Mean fecundity was 241,8 eggs per female.

Introducción

El cultivo del tomate en Venezuela tiene actualmente una gran importancia por su creciente demanda y altos precios del producto en el mercado. En respuesta a esta situación las áreas bajo cultivo se han ido incrementando.

Paralelamente al área cultivada, se ha observado un aumento proporcional de las poblaciones plagas El cultivo intensivo durante todo el año, así como la necesidad de incrementar las medidas de control y mejorar la calidad de los frutos, ha traído como consecuencia un aumento en los problemas de plagas, aumentando a su vez los costos de produccion.

En las principales zonas tomateras del país (estados Lara, Aragua, Guárico, y Carabobo) los insectos plagas conocidos como gusanos "minadores" o "palomillas" (Lepidoptera: Gelechiidae ) , representan una de las mayores limitantes para la producción de esta hortaliza. De las especies minadoras conocidas en Venezuela, Scropipalpula absoluta (Meyrick) está comunmente asociada con tomate (Busching y Turpin, 1976).

Las larvas de este insecto penetran entre las dos epidermis de la hoja y se comen el mesófilo, dejando areas translúcidas comunmente denominadas "mines" dentro de las cuales se pueden obsenar las larvas al trasluz. Además comen tejidos tiernos de los retoños y pueden afectar los frutos haciendo galerfas, penetrando principalmente por la base o cerca de la zona de inserción del pedúnculo.

El "minador del tomate" Sabsoluta algunas veces ha sido confundido en Venezuela con el "minador del tabaco" Phthorimaea operculella (García, 1974) y los nombres en cierta forma se han utilizado indistintamente debido a que ambas especies pueden encontrarse simultáneamente en varias solánaceas como es el caso de tomate y papa. Las larvas de Sabsoluta presentan la parte posterior del escudo protoraxico obscuro, esta característica permite diferenciarlas a nivel de campo, de las larvas de P. operculella, las cuales tienen el escudo oscuro en toda su extensión.

La escasa literatura sobre este insecto proviene de Chile, Colombia y Perú y se base principalmente en breves recuentos de la biología, descripción taxonómica, plantas hospederas y medidas de control químico utilizadas.

Entre los trabajos que se han realizado sobre la biología general de esta especie están: García et al, 1974; Ojeda y Castro, 1972; Quiroz, 1976; Razuri y Vargas, 1975; Sánchez y Bravo, 1969; y Vargas, 1970. Vargas (1970) además de hacer observaciones sobre la biología, indica algunos enemigos naturales. En Venezuela no se han realizado trabajos sobre este insecto.

El objetivo del presente estudio fué el de investigar ciertos aspectos sobre la biología y comportamiento de S. absoluta con especial referencia al ciclo de vida, a objeto de Producir información que sine de base a futuros programas de manejo de plagas en tomate.

 

Materiales y métodos:

El trabajo se realizó en el insectario del Instituto de Zoología Agrícola, de la Facultad de Agronomía de la Universidad Central de Venezuela, en Maracay estado Aragua, bajo condiciones fluctuantes de temperatura y humedad relativa.

Mediante muestreo en siembras comerciales de tomate localizadas en los alrededores del Lago de Valencia, se colectaron larvas las cuales completaron su desarrollo en el laboratorio. De los adultos emergidos se obtuvieron huevos a partir de los cuales se dio inicio al estudio.

La cría de larvas y la oviposición de los adultos fueron realizadas con hojas de tomate colocadas en agua en envases , cada envase conformado por un vaso transparente de 295 ml (10 onzas), cuyo fondo fué sustituido por un pedazo de organza a fin de suministrar aire y su tapa servía de soporte a un recipiente con agua para mantener la hoja túrgida Estas hojas eran sustituídas con regularidad a fin de asegurar alimento fresco y suficiente a las larvas.

A los adultos se les suministró una solución azucarada al 15 % (Peso/peso) adicionando unas gotas de miel de abejas para dar aroma. Este alimento fue suministrado diariamente embebido en pequeños pedazos de algodón clínico.

Para el estudio de ciclo de vida los insectos fueron mantenidos en forma individual, iniciándose las observaciones con un total de 108 huevos.

En la determinación del número de instares larvales se utilizó una población inicial de 460 larvas mantenidas a razón de 4 larvas por unidad de cría, ésta última similar a la mencionada anteriormente. A partir del primer día de este experimento, hasta la formación de las pupas, se tomaron al azar 25 larvas diariamente y sin reemplazo, realizando la medición de la cápsula cefálica.

Otro de los aspectos estudiados fue la fecundidad y longevidad de los adultos. Para estudiar la fecundidad se utilizaron 17 parejas nacidas el mismo día llevando un registro diario del número de huevos puestos en cada caso. En forma simultánea se mantuvieron adultos separados por sexo para determinar y comparar la longevidad con los adultos mantenidos en parejas.

 

Resultados: 1. Comportamiento general:

Los huevos de este insecto son puestos en forma individual y pocas veces pueden encontrarse agrupados hasta un máximo de 5.

La eclosión ocurre normalmente durante la mañana. En una muestra observada (n=94), el 96,8 % de los huevos eclosionaron entre las 6:00 y las 9:00 a.m. Esto nos sugiere la ocurrencia de un ritmo de eclosión. En todas las crías, a lo largo del estudio se observó una situación similar.

Una vez que la larva eclosiona, comienza a caminar y seguidamente ubica un punto de penetración, rompe la epidermis y va construyendo una mine en la hoja, fruto o brote, donde se encuentre. Esta mina es de forma irregular y se va haciendo mayor en la medida que la larva consume el mesófilo de la hoja u otro tipo de tejido de los brotes o fruto. La larva puede abandonar la mina en un momento dado y construir otra en un sitio vecino. En el interior de estas minas se pueden observar los excrementos de la larva, estos son de aspecto granulado y de color verde oscuro.

Las larvas pueden moverse con gran rapidez a otras hojas de la planta por medio de hilos de seda que tejen y sobre los cuales se dejan colgar.

Próximas a pupar, las larvas cesan la alimentación y comienzan a tejer un capullo, al mismo tiempo se van acortando en longitud. Las observaciones realizadas nos indican que este insecto pupa básicamente en las hojas, incluso con las realizadas por Briceño, 1977 y García et al, 1974. Otros autores (Povolny, 1973; Quiroz, 1976; y Sánchez y Bravo, 1969), sostienen que pupan ligeramente bajo la superficie del suelo o sobre la superficie del mismo. En los experimentos realizados se observo que algunas larvas puparon en la superficie y fondo de los envases Esto hace suponer que en condiciones naturales es factible que cierto número de larvas pupan entre la hojarasca sobre la superficie del suelo o plantas vecinas.

Los adultos son de actividad nocturna (Gates, 1965; Povolny, 1973; Quiloz, 1976; y Sánchez y Bravo, 1969), permaneciendo durante el día escondidos entre las hojas.

La cópula puede iniciarse después de la primera noche de emergencia de los adultos. Esta se realiza principalmente en horas de la mañana. La duración de la misma es muy variable, pudiendo requerir 2 - 3 horas o prolongarse por 6 horas o más (Sánchez y Bravo, 1969). Parejas confinadas en los envases de cría lograron copular hasta 16 veces a lo largo de toda su vida.

 

2. Duración y mortalidad de las fases de desarrollo

El Cuadro No. 2 presenta la duración en días de las diferentes fases de desarrollo de S. absoluta. Los huevos tuvieron una duración promedio de 4,5 días. Las larvas en relación al sexo no presentaron diferencias significativas, permaneciendo el insecto en esta fase un promedio de 12,0 días. En la pupas ocurre lo contrario, las pupas hembras duran menos que las pupas machos (prueba de "t", p < 0,01). Esta condición podría estar relacionada con la estrategia reproductiva de la especie, permitiendo que la población de hembras esté sexualmente madura para cuando emerjan los machos.

 

Cuadro 1 y 2

 

La mortalidad (Cuadro No. 3) de 13,0 % en huevos se debió principalmente a manipulación, ya que se observó que la fertilidad de esta especie esta muy cercana a 100. De las 94 larvas que lograron emerger, solo 83 fueron incorporadas a las crías individuales y de estas, solo lograron pupar 70, es decir que un 15,7 o/o de las larvas murieron. Esta mortalidad ocurrió en su mayor parte, en los tres primeros días de iniciada la fase larval. Las pupas mostraron una mortalidad muy baja, apenas el 1,4 1%, no llegó a adulto La mortalidad total durante las diferentes fases del desarrollo fue de 30,1 .%.

 

3. Proporción sexual

En el Cuadro No. 4 se presenta la proporción sexual para dos grupos: uno de 70 pupas y el otro de un experimento adicional con 66 pupas. Observamos que se aproxima a la proporción macho: hembra 3: 4.

 

Cuadros 3, 4 y 5

 

4. Peso y tamaño de las pupas.

Los pesos de 70 pupas se analizaron discriminando para sexo, Los resultados (Cuadro No. 5), indican que las pupas hembras son más pesadas que las pupas machos (prueba de "t", p < 0,01). Lo mismo ocurre con el tamaño. Por otro lado, no se obsenó una correlación entre la duración de la fase lanai (días) y el peso de las pupas. (r = 0,21; p< 0,05).

 

5. Número de instares

Para verificar el número de instares de Sabsoluta, se utilizó la regla de Dyar, citada por Gaines y Campbell (1035). Agrupando las medidas de las cápsulas cefálicas obtenidas en un histograma de frecuencias (Figura No. 1), se obsenan cuatro grupos discretos que representan cuatro instares bien definidos.

El Cuadro No. 6 presenta las dimensiones promedios de la cápsula cefáliea de los 4 instares larvales. Se indica además la relación de crecimiento ("r") entre instares.

Gaines y Campbell (1935) señalan que para que exista una progresión perfectamente geométrica, todas las relaciones ("r") entre instares, deben ser iguales. Según estos autores, tales relaciones ("r") tienden a disminuir ligeramente a partir del primer instar.

En nuestro caso, las relaciones ("r") obsenadas, mostraron una tendencia a disminuir con el desarrollo (Cuadro No. 6), sin embargo podemos señalar que hubo un crecimiento geometrico, pues al ajustar el modelo Lny = a + bx, donde y = ancho de la cápsula cefálica y x = número del instar, se obtuvo la ecuación de regresión Lny = 0,033 = 0,102 X, con un R = 0,987 que puede considerarse como alto.

 

Cuadros 6 y 7

 

6. Períodos de preoviposición y oviposición y fecundidad

El periodo de preoviposición promedio fué de 2,4 + 0,61 días, variando de 1 a 3 días. La oviposición duró un promedio de 17,2 + 4,27 días, con un rango de 5 a 23 días.

El promedio de huevos puestos por hembra, fue de 241,8 + 31,14 días, con un rango de 168 a 308 días. No se obsenó una correlación significativa (r = 0,32, p > 0,05) entre la longevidad de la hembra y el número de huevos puestos. Al correlacionar el peso de las pupas hembras y el número de huevos puestos, se encontró una correlación positive (r = 0,61, p > 0,05) y significativa, lo cual indica que existe tendencia aaumentarel numero de huevos puestos a aumentar el peso de las pupas Sin embargo, nos da un coeficiente de determinación muy bajo (R = 0,37), el cual es de escaso valor predictivo.

La curva de oviposición (Figura No. 2) indica que a pesar que el insecto puede poner hasta por 23 días, es durante los primeros días donde ocurren la mayoría de las posturas. El 72,3 % de los huevos fueron puestos durante los primeros cinco días y el 90,9 % en los primeros diez días.

 

7. Longevidad de adultos

En el Cuadro No. 7 se presentan comparaciones en longevidad de adultos apareados con un grupo al cual no se permitio hacerlo. Entre los apareados no se encontraron diferencias (prueba de t, p > 0,05) en longevidad en relación al sexo. En cambio para el grupo no apareado (virgenes) los machos duraron más (prueba de t, p < 0,05) que las hembras

Los machos no apareados tuvieron una longevidad significativamente mayor (prueba de t, p < 0,01) que los apareados. En el caso de las hembras, no hubo diferencias en longevidad entre apareadas y vírgenes

 

 

 

Discusión

Scrobipalpula absoluta es una de las plagas principales del Tomate en Sudamérica y particularmente en Venezuela

Si comparamos nuestros resultados con los obtenidos por otros autores en diversas regiones de América (Cuadro No. 8), obsenamos que el ciclo de vida se alarga cuando las temperaturas son bajas. Bajo condiciones ambientales similares a las nuestras, la duración de las diferentes fases de desarrollo tienden a parecerse. La duración de la oviposición y el número de huevos puestos por hembras (Cuadro No. 8) fué mayor en nuestras condiciones.

 

Los huevos de S. absoluta, los cuales son puestos en forma separada, parecen presentar un ritmo de eclosión muy uniforme. A lo largo de todo el estudio realizado, se obsenó que la emergencia de las larvas en su mayor parte ocurrió durante la mañana (alrededor de las 8 am). Si esa caracteristica se mantiene bajo condiciones de eampo, podría tener un gran valor práctico, ya que el control quimico realizado en las horas de emergencia lanal, permitiria una mayor exposición de la plaga a tales productos y por ende la eficiencia de los mismos seria mayor.

El ciclo tote del insecto desde huevo, hasta que la hembra está apta para oviponer, está en el orden de los 26 días, lo cual nos puede afar una idea del número de generaeiones a lo largo del cicl o de cultivo. Si tomamos en consideración, que las variedades de tomate utilizadas comercialmente en el país son de creeimiento indeterminado, lo eual permite que una misma plantaeión sea mantenida hasta por 6 meses, bien podrían presentarse hasta 7 generaciones de la plaga durante el ciclo de cultivo Sin embargo, en las zonas tomateras, las siembras son hechas de manera escalonada, permitiendo al insecto disponibilidad de alimento durante todo el año, lo cual trae como consecuencia la superposieión de generaeiones año tras año.

Lo corto del ciclo de vida del insecto, unido a la disponibilidad de tomate durante todo el año, más la constante aplicación de productos quimicos, bien podría explicar la actual posición de la plaga, la cual, según se ha señalado (Brieeño, 1977 y Geraud, 1977) es resistente a una serie de insecticidas sobre los cuales se ha basado principalmente su control.

Cuadro 8

Fig 1
Fig 1
FIGURA 1. Distribución de frecuencias de las medidas de capsulas cefálicas de Sabsoluta
Fig 2
Fig 2
Fig. 2. Curva de oviposición de S. absoluta en hojas de tomate. Barras verticales indican desviación standard.

BIBLIOGRAFIA

BRICERO V., A. 1977. Observaciones preliminares sobre la polilla minadora del tomate, Scrobipalpula absoluta (Meyrick) en San Juan de Lagunillas, estado Mérida En Jornadas Agronómicas, 9 as., Maracay, Venezuela.

BUSCHING, M. K. y Turpin, F. T. 1976. Oviposition preferences of black cutworm moths among various crop plants, weeds, and plant debris. J. Econ. Entomol. 69 (5): 587 - 590.

GAINES, J.C. y CAMPBELL, F. L. 1935. Dyar's rule as related to the number of instars of the corn ear worm, Heliothis obsoleta (Fab.) collected in the field. Ann. Entomol. Soc. Amer. 28: 445-461.

GARCIA R., F. et al. 1974. El Scrobipalpula absoluta (Meyrick) nueva plaga del tomate en Colombia. En II Congreso de la Sociedad de Entomología Colombiana; Cali, Colombia, Memorias. pp. 49 - 57.

GATES C., J. F. 1965. Microlepidoptera of Juan Fernández Islands. Proc. U.S. Nat. Mus. 117(3508): 80-81.

GERAUD, F. 1977. Comparación de la evolución de los problemas de plagas en tomate y cítricos en Venezuela y del uso de insecticidas para su control. En Seminario sobre el uso de biocidas en Venezuela, 1 UNELLEZ, Guanare, Edo. Portuguesa, Venezuela.

HERRERA, J. M. 1963. Problemas insectiles del cultivo de la papa en el Valle de Cañete. Rev. Peruana. Ent. Agr. (Perú), 6 (1): 1-9.

OJEDA, D. y CASTRO, A. 1972. Introducción al estudio de los Gelechidos en el Norte Peruano. Rev. Peruana de Ent. Agr. (Perú) 15 (1): 125-131.

POVOLNY. D. 1973. Keiferia brunnea s.p. n., taxonomic status of the neotropical genera Keiferia Busk and Tildenia Povolny, and their economic importance (Lepidoptera: Gelechiidea). Acta Univ. Agric. (Brno.) 21 (3): 603-615.

QUIROZ, C. 1976. Nuevos antecedentes sobre la biología de la polilla del tomate, Scrobipalpula absoluta (Meyrick). Agricultura Técnica (Chile) 36: 82-86.

RAZURI, V. y VARGAS, E. 1975. Biología y comportamiento de Scrobipalpula absoluta (Meyrick) (Lepidoptera: Gelechiidae) en tomatera. Rev. Peruana Ent. (Perú) 18 (1): 84-89.

SANCHEZ, H. A. y Bravo, G. 1969. Ciclo biológico del gusano minador de la papa en el Departamento de Nariño. Revista de Ciencias Agrícolas, Universidad de Nariño (Colombia) 1 (2): 3 - 19.

VARGAS, H. 1970. Observaciones sobre la biología y enemigos naturales de la polilla del tomate, Gnorismoschema absoluta (Meyrick) (Lepidiotera: Gelechiidae). IDESLA (Chile) No. 1: 75 - 110.