PRESENCIA DE LA LANGOSTA DEL DESIERTO, Schistocerca gregaria (Forskal) (ORTHOPTERA: ACRIDIDAE) EN VENEZUELA

* Instituto de Zoología Agrícola, Facultad de Agronomía Universidad Central de Venezuela, Apartado 4579, Maracay Aragua 2101-A, Venezuela

 

A mediados de octubre de 1988 informaciones cablegráficas provenientes de la FAO en Roma, daban cuenta de un enjambre de millones de langostas del desierto que había cruzado el Atlántico desde Africa Occidental hasta el Caribe y Suramérica, posiblemente empujadas por el movimiento de las mesas de aire en sentido Este-Oeste que siguieron al huracán Joan que azotó a las Antillas y Centroamérica recientemente. Las primeras informaciones regionales señalaban la presencia de miles de langostas en Surinam y las islas de Trinidad, Granada, Barbados, Santa Lucía, Dominica, St. Kitt, Antigua, St. Vincent y Puerto Rico, haciendo cuantiosos daños en diferentes cultivos que ameritaron la urgente aplicación de medidas de control.

Un segundo enjambre pero menos numeroso llegó durante la primera semana de noviembre afectando la misma área. El 9 de noviembre un grupo de langostas fue observado por agricultores atacando algunas siembras en Río Caribe, Edo. Sucre, aquí en Venezuela. Por cortesía del Ing° Agr° Jorge Osorio, de la Dirección de Sanidad Vegetal del M.A.C. tuvimos la oportunidad de observar algunos ejemplares provenientes de la mencionada localidad, pudiendo confirmar que pertenecían a la especie Schistocerca gregaria. Hasta el momento de escribir esta note hemos podido estudiar otros ejemplares provenientes de El Laurel, Edo. Miranda; Maracay, Edo. Aragua; Aguirre, Edo. Carabobo y Yaracal, Edo. Falcón. Se nos ha informado además de su presencia en el Distrito Federal y en Maturín, Edo. Monagas. En ninguno de los caves los daños causados han sido de consideración.

Esta especie, conocida desde la antigüedad como una terrible plaga se caracteriza por ser muy sensible a los cambios de la densidad de población, pasando fácilmente de fase solitaria a fase gregaria cuando encuentra condiciones ambientales apropiadas, y por desplazarse en grandes bandadas destruyendo la mayoría de los cultivos y vegetación que encuentra a su paso. En su fase gregaria se puede reconocer por su coloración rosada típica de los adultos sexualmente inmaduros, los cuales se tornan amarillos al madurar si encuentran condiciones apropiadas pare su reproducción. En su fase solitaria es muy difícil diferenciarla a simple vista de las especies americanas de Schistocerca.

Su área de distribución comprende normalmente desde Africa Occidental hasta el medio Oriente y la India, aunque en ocasiones puede llegar hasta las islas del Atlántico frente a la costa africana y el Sur de Europa y Rusia. No se tiene información de invasiones anteriores al continente americano.

La presencia actual de esta especie en el Caribe y Suramérica plantea ciertas interrogantes en cuanto a las posibilidades de que logre adaptarse y reproducirse pare convertirse en un peligro potencial para la agricultura. Según especialistas de la FAO esto es difícil que ocurra, por las características de los enjambres que lograron llegar, mayoritariamente constituidos por hembras sexualmente inmaduras y porque las condiciones climáticas y ambientales del área invadida son muy distintas a las de su habitat natural. Pensamos que en algunas zonas áridas de Venezuela estas langostas podrían encontrar condiciones favorables pare su desarrollo, pero en extensiones muy limitadas.

Fig 1
Fig 1
Figura 1. La langosta del desierto, Schistocerca gregaria (Dibujo original de J. Salcedo, I.Z.A. - U.C.V.)

REFERENCIAS:

CENTER FOR OVERSEAS PEST RESEARCH. 1982. The Locust and Grasshopper Agricultural Manual. London. 690 p.

DIRSH V.M. 1974. Genus Schistocerca (Acridomorpha, Insecta). Series Entomologicas. W. Junk, The Hague. 238 p.