BIOLOGÍA Y ECOLOGÍA POBLACIONAL DE Empoasca kraemeri Ross y Moore (HOMOPTERA: CICADELLIDAE) EN CARAOTA Phaseolus vulgaris L. RECONOCIMIENTO TAXONÓMICO DE Empoasca kraemeri Y DE OTRAS ESPECIES RELACIONADAS.

*Departamento de Biología Facultad de Ciencias - Universidad de Los Andes -Mérida - Venezuela.

**Instituto de Zoología Agrícola - Facultad de Agronomía Universidad Central de Venezuela - Maracay - Venezuela.

 

RESUMEN

Como parte de un estudio sobre la biología y la ecología poblacional de E. kraemeri en Phaseolus vulgaris, se hizo una evaluación taxonómica de las especies de Empoasca presentes en campos de caraota. (Phaseolus vulgaris) sembrados en la Estación Experimental Samán Mocho, Carabobo Se encontraron tres especies: E. kraemeri, E. bordia y una tercera no identificada; todas se describen en detalle.

 

ABSTRACT

As part of a study of the biology and population ecology of Empoasca kraemeri on Phaseolus vulgaris a survey of the Empoasca species found in black bean fields in Samán Mocho, Experimental Field, Carabobo State, was carried out. A detailed description of the three species that were found is given: E. kraemeri, E. bordia and an unidentified species.

Introducción:

Empoasca kraemeri es una de las especies que integran el complejo fabae. Fue descrita por ROSS & MOORE en 1957 (7), junto con otras siete especies, en un material originario de Centro y Suramérica. Actualmente el grupo fabae cuenta con 31 especies (4, 5,ó,7), siendo E. kraemeri la de más amplia distribución, encontrándose en las regiones tropicales, subtropicales y templadas del hemisferio occidental.

La mayoría de los caracteres utilizados para la identificación de especies y grupos de especies en el género Empoasca se encuentran asociados a algunas estructuras del Primer y segundo esternitos abdominales, así como a la cápsula genital de los machos (Fig. l).

No se han encontrado características morfológicas external confiables para la separación de las especies de este género. En las hembras, excepto en algunos casos (1) tampoco se han encontrado características de diagnóstico, externas o internas , que permitan la separación de especies.

Como parte de un estudio sobre la biología y la ecología de Empoasca kraemeri en campos cultivados con caraota (Phaseolus vulgaris) que se realizó en la Estación Experimental "Samán Mocho" de la Universidad Central de Venezuela, en el estado Carabobo, se procedió a evaluar taxonómicamente las especies de Empoasca encontradas.

 

Materiales y métodos:

Entre 1981 y 1984 se hicieron colectas de Empoasca con pases de malla en diferentes campos de caraota, los cuales se muestrearon intensivamente cada semana a lo largo del ciclo de vida del cultivo. Todos los machos capturados eran clarificados en KOH, según la técnica que describiremos más adelante, y luego separados por especie. Esta separación se hizo utilizando como característica distintiva la forma y el tamaño de los apodemas del segundo esternito abdominal (Figure 3), carácter que permitió hacer una buena y rápida separación de las especies. Posteriormente se tomó una muestra de varios individuos de cada especie y se efectuó un examen morfológico completo a cada ejemplar. La técnica seguida para examinar las estructuras internas del abdomen y de la cápsula genital fue la siguiente: el abdomen fue separado del resto del cuerpo y clarificado mediante calentamiento en una solución de KOH al 10 %, luego transferido a una laminilla socavada, conteniendo glicerina con alcohol, donde se examinaba y disectaba bajo un microscopio estereoscópico. Posteriormente se montaron en laminillas planes o socavadas, utilizando el medio de Hoyer modificado (3). El examen de estos montajes se hizo bajo un microscopio compuesto. Los dibujos fueron delineados bajo una cámara lúcida.

 

Resultados:

El examen del material reveló la presencia de tres especies: E. kraemeri, E. bordia y una especie no identificada. Sin embargo, E. kraemeri constituyó el 98,43 % en una población de más de 6000 machos examinados, mientras que E. bordia representó el 0,56 o/o y la especie no identificada el 1,01 %. Estas dos últimas especies sólo estuvieron presentes en las primeras semanas del cultivo, luego desaparecieron. Este predominio de ~ kraemeri en los cultivos de caraota, permitió atribuir a esta especie los cambios poblacionales y los efectos que sobre el cultivo producen estos insectos.

 

Empoasca kraemeri Ross y Moore

El reconocimiento de esta especie se basó en los trabajos de ROSS & MOORE (7), ROSS (5) y LANGLITZ (4). Los individuos de esta especie tienen un tamaño que varía entre 2,4 y 2,7 mm (4). Son de color verde claro con manchas blancas en la cabeza y el tórax. La estructura apodemal del primer esternito (Fig. 2a), es claramente bioculada con las barras laterales y la barra media claramente esclerotizadas. "Los apodemas del segundo esternito (Fig. 3a), están bien separados en su base y se extienden claramente más allá de la siguiente suture intersegmental. Cada apodema es más o menos rectangular, con los márgenes internos rectos" (7). El proceso del pigóforo (Fig. 5a) es alargado, se estrecha gradualmente hacia la base, ensanchándose en su parte media y termina alargándose sinuosamente con la punta un poco curvada lateralmente. Los estilos (Fig. 4a) son anchos en la base, se curvan en su parte media y se estrechan hacia el ápice donde presentan ocho dientes, los cuales son visibles lateral o ventralmente. El gancho anal (Fig. 6a) presenta un ápice alargado que se proyecta ventralmente, su base es amplia con el margen posterior fuertemente convexo. "El edeago (Fig. 7a) es alargado, con dos procesos laterales cortos en la base de la parte apical ("shaft"), la cual es relativamente corta y ligeramente convexa. El noveno tergito ( Fig. 8 a ) es una banda transversal conectada con la antecosta por un amplio puente; los apodemas posteriores son cortos y separados por un espacio en forma de U" (4).

 

Empoasca bordia Langlitz

Esta especie fue descrita por LANGLITZ (4) y forma parte del grupo solana (2). Las características principales según la descripción original son: "Apodemas esternales rectangulares (Fig. 3b), con márgenes redondeados apicalmente y siempre extendidos hasta el V segmento abdominal y con los márgenes externos rectos. Los procesos del pigóforo (Fig. 5b) convergen posteriormente y se cruzan apicalmente; lateralmente cada proceso se estrecha hacia el ápice por una convergencia preapical del margen dorsal ventralmente cada proceso se ensancha gradualmente en la mitad apical antes de estrecharse en el ápice, el cual tiene algunas setas. Los estilos son amplios en la base, ligeramente curvos y estrechos en la mitad apical, con ocho dientes visibles lateralmente y ventralmente. El gancho anal (Fig. 6b), visto lateralmente es amplio en la base y finaliza en un margen redondeado apicalmente. El edeago (Fig. 7b) tiene un preatrio corto, el cual se dobla 90° ventralmente, la parte apical presenta dos espinas básales curvadas dorsalmente, pero no exceden el margen posterior de esta parte, la cual se dobla 90° dorsalmente, el margen anterior es lobulado. Todo el edeago está comprimido lateralmente y tiene la forma de la letra gótica D. El noveno tergito (Fig. 8b), tiene el margen posterior de la banda transversal casi rectilíneo, los apodemas están basalmente conectados y formando una concavidad profunda en forma de U; la banda transversa está conectada con la antecosta por un puente alargado". En relación a los estilos es necesario aclarar que las observaciones de este trabajo no coinciden con la descripción de LAGLITZ. En todos los individuos examinados no se encontró en el apice de los estilos los ocho dientes que señala este autor. En los ejemplares que examinamos, cada estilo finaliza en un ápice muy delgado y alargado (Fig. 4b), sin embargo, este carácter no es utilizado como criterio de descripción en la clave de GHAURI (2).

 

Empoasca sp.

Esta especie, al igual que E. bordia, presenta las características típicas del grupo solana. Sin embargo no fue posible asociarla con ninguna de las 26 especies que actualmente configuran el grupo. No obstante, de estar claramente diferenciada de las otras especies del grupo, especialmente por la forma del edeago, todavía no estamos en capacidad de afirmar que se bate de una nueva especie, por lo que preferimos para este trabajo denominarla Empoasca sp. En la clave para las especies de Empoasca del oriente peruano (8), esta especie llega hasta el grupo solana. En la clave de GHAURI (2) donde están incluidas las 26 especies hasta ahora descritas para este grupo, la identificación llega hasta L: bordia, casualmente una de las tres especies estudiadas en este trabajo. Sin embargo los edeagos de estas dos especies se diferencian fácilmente. Los dos procesos del edeago de Empoasca sp. (Fig. 7c) se extienden rectos y paralelos al margen ventral del ápice ("shaft") del edeago y permanecen unidos hasta el segundo tercio de su longitud, mientras que en E;. bordia los dos procesos del edeago (Fig. 7B) están separados del margen ventral del ápice desde su base y se extienden convexamente hasta casi tocar con las puntas la esquina caudoventral del ápice.

Los apodemas del segundo esternito (Fig. 3c) son largos, rectangulares, con los extremos redondeados y se extienden hasta el V segmento abdominal. Los procesos del pigóforo (Fig. 5c) son alargados con una constricción preapical; el ápice es más delgado que la base y ligeramente doblado. Los estilos (Fig. 4c) son cóncavos, anchos en la base y estrechos preapicalmente, con dientes bien definidos. E1 gancho anal (Fig. 6c) es amplio en la base y se estrecha hacia el ápice, el cual es redondeado. El edeago (Fig. 7c) presenta en dos procesos preapicales que están unidos con el margen ventral hasta el segundo tercio de su longitud; el margen dorsal del ápice se proyecta más allá del cuerpo principal, mientras que el margen ventral se dobla en posición posterodorsal y finaliza en un lóbulo alargado que se proyecta dorsalmente. La banda transversa del noveno tergito (Fig. 8c) es casi recta y mucho más larga que la antecosta; sus apodemas están unidos por su base y separados en sus extremos por una concavidad en forma de U.

El material utilizado para identificar las especies de Empoasca mencionadas en este trabajo queda depositado en la colección de insectos del Instituto de Zoología Agrícola de la Facultad de Agronomía de la Universidad Central de Venezuela en Maracay, Aragua.

 

Fig 1
Fig 1
FIGURA 1. Vista lateral del abdomen de un macho de E. kraemeri
Fig 2
Fig 2
FIGURA 2. Vista ventral de los abdomenes del primer esternito abdominal. A) E. kraemeri. B) E. bordia, C) Empoasca sp.
Fig 3
Fig 3
FIGURA 3. Vista ventral de los apodemas del segundo esternito abdominal. A) I. Kraemeri, B) k. bordia, C) Empoasca sp.
Fig 4
Fig 4
FIGURA 4. Vista lateral del estilo derecho. A) E. kraemeri, B) E. bord ia, C) Empoasca sp.
Fig 5
Fig 5
FIGURA 5. Vista lateral del proceso del Pigóforo derecho. A) E. kraemeri, B) I'. bordia, C) Empoasca sp.
Fig 6
Fig 6
FIGURA 6. Vista lateral del Gancho Anal. A) E. kraemeri, B) E. bordia, C) Empoasca sp.
Fig 7
Fig 7
FIGURA 7. Vista lateral del Edeago. A) E. kraemeri, B) L. bordia, C) Empoasca sp.
Fig 8
Fig 8
FIGURA 8. Vista dorsal del novena tergito abdominal. A) E. kraemeri, B) E. bordia, C) Empoasca sp.

REFERENCIAS

1. CUNNINGHAN, H. B. y H. H. ROSS 1965. Characteres for specific identification of females in the leafhopper genus Em poasca (Hemiptera: Cicadellidae) Ann. Entomol. Soc. Am. 58:620-623.

2. GHAURI, M.S.K. 1974. The solana group of Empoasca Walsh (Homoptera, Cicadelloidea): its generic status and a new species from pawpaw. Bull. Ent. Res. 63 :425-429.

3. KEIFER, H. H. 1940. Eriophyid studies VIII. Dept. Agrie. State of California (E.U. A.) 29 (1): 2146.

4. LANGLITZ, H.O. 1964. The economic species of Empoasca in the coastal and sierra regions of Peru. Rev. Peruana Entomol. 7 :54-70.

5. ROSS, H.H. 1959 a. A survey of the Empoasca fabae complex (Hemiptera, Cicadellidae). Ann. Entomol. Soc. Am. 52:304-316.

6. ROSS, H. H. 1959 b. Records and new species of leafhoppers belonging to the Empoasca favae complex from Argentina. Acta Zool. Lilloana 17:429435.

7. ROSS, H.H. & T. E. MOORE. 1957. New species in the Empoasca fabae complex. Ann. Entomol. Soc. Am. 50:118-122.

8. STERLING, P. 1982. A taxonomic study of the leafhoppers Genus Empoasca (Homoptera: Cicadellidae) in Eastern Perú. North Carolina Agri. Res. Set. Tech. Bull. 272:194 pp.