Estudio sobre algunos aspectos de la biología de Andrector arcuatus Olivier, A. ruficornis Olivier y Gynandrobrotica equestris Fabricius (Coleoptera: Chrysomelidae), plagas de importancia en caraota (Phaseolus vulgaris L.)

RESUMEN

Se presenta información sobre algunos aspectos de la biología de Andrector arcuatus Olivier, A. ruficornis Olivier y Gynandrobrotica equestris Fabricius, criados sobre caraotas (Phaseolus vulgaris L.) bajo condiciones de laboratorio en Maracay, Estado Aragua, Venezuela. Estas especies son plagas importantes en algunas leguminosas cultivadas, sus larvas se alimentan de las raíces y nódulos, mientras que los adultos atacan al follaje. Estos últimos son además vectores de virus. La duración promedio de la fase preadulta fue de 33.4 + 1.ó, 38.6 + 2.7 y 40.0 + 2.0 días para A. arcuatus, A. ruficornis y G. equestris respectivamente, siendo significativamente más corto para A. arcuatus. Entre sexos, dentro de cada especie no hubo diferencias significativas en la duración de esta fase. Las hembras de G. equestris tuvieron una longevidad mayor (76.7 días) que A. arcuatus (42.3 días) y ésta a su vez mayor que A. ruficornis (23.1 días). Los machos de las tres especies presentaron la misma tendencia que las hembras, pero en este cave los del género Andrector se comportaron estadísticamente iguales. A. arcuatus y G. equestris tuvieron mayor fecundidad que A. ruficornis. La mortalidad de la fase preadulto aumentó en el siguiente orden: A. arcuatus, G. equestris y A. ruficornis. De la información obtenida y observaciones de campo se concluye que A. arcuatus parece estar mejor adaptado a la planta de caraota que las otras dos especies.

 

ABSTRACT

Information on some aspects of the biology of Andrector arcuatus Olivier, A. ruficornis Olivier and Gynandrobrotica equestris Fabricius, reared on black beans (Phaseolus vulgaris L.) under laboratory conditions is given. The work was carried out in Maracay, Aragua State, Venezuela.

These species are important pests in some legume crops, their larvae feeding in the roots and nodules, and the adults on foliage. The adults are also virus vectors.

Average duration of the imnatures were 33.4 + 1.ó, 38.6 + 2.7 and 40.0 + 2.0 days for A. arcuatus, A. ruficornis and G. equestris respectively, being significantly shorter for A. arcuatus. Within species, there were no significant differences between sexes. G. equestris females had a significantly longer adult life span (76.7 days) than A. arcuatus (42.3 days) and this, in turn, longer than A. ruficornis (23.1 days). Males of all three species followed the same trend than females, but in this case, Andrector males had no significant differences between them. Both A. arcuatus and G. equestris, had a greater fecundity than A. ruficornis. Mortality in the pre-adult stage increased in the following order: A. arcuatus, G. equestris, A. ruficornis. From this data and field observations it is concluded that A. arcuatus seems to be better adapted to the black bean plant than the other two species.

INTRODUCCION

Los coquitos perforadores (COLEOPTERA: Chrysomelidae), después del complejo Empoasca (HOMOPTERA: Cicadellidae), son considerados las plagas de más amplia distribución y mayor importancia en América Latina (Gutiérrez et al. 1975), lo cual es válido para nuestro país (Montagne y Notz 1979). Estos coleópteros como adultos se alimentan del follaje, flores y vainas pequeñas (Fernández Yépez et al. 1974) y sus larvas de raíces y nódulos nitrificantes de leguminosas. Uno de los daños de mayor importancia producido por los adultos es la de ser eficientes transmisores de virus (Selman 1973, Gámez 1980).

Andrector arcuatus, A. ruficornis, A. salvini y Gynandrobrotica equestris son los crisomélidos de la subfamilia Galerucinae de mayor importancia como plagas de leguminosas en el país. A salvini se excluye de este estudio por no encontrarse en la zona Centro Norte Costera del país, en la cual se llevó a cabo el presente estudio.

La mayor parte de la literatura sobre estos insectos se base solamente en su inclusión en reportes que mencionan su ocurrencia junto con otras plagas (Castillo 1961, Ruppel e Idrobo 1962, Salinas 1968a, Cásares 1971, Aponte et al. 1978, CI.9T 1978, FUSAGRI 1981), pruebas con insecticidas (Salines 1968b) y en catálogos faunísticos y sistemáticos (Guagliumi 1966, Nichols et al. 1974, J. y B. Bechyné J. 1.). Con respecto a la biología y ecología de las especies sometidas a estudio, se carece de información. En nuestro país, sólo se tiene conocimiento de un método de cría artificial de A. ruficornis (Pardo 1979) y algunos aspectos sobre transmisión del virus del mosaico del frijol (Debrot y Benítez 1967). De G. equestris no conocemos ninguna información.

El objetivo del presente estudio fue el de investigar el ciclo biológico y otros aspectos de la biología de estas tres especies. Esperamos que este estudio sea de utilidad en el enfoque de las estrategias de control de estos insectos , como consecuencia de un mejor conocimiento de los mismos.

 

MATERIALES Y METODOS

La cría de las diferentes especies se llevó a cabo en el Insectario del Instituto de Zoología Agrícola (U.C.V., Facultad de Agronomía) en Maracay.

Los adultos se colectaron con malla en campos de caraota. Se llevaron al laboratorio y las hembras maduras se separaron y fueron colocadas en cápsulas de petri plásticas (9,0 cm de diámetro y 2,0 cm de altura), con el fondo cubierto de papel de filtro humedecido y uno o dos folíolos de caraota como alimento. Cada 12 horas se revisaban las cápsulas y los huevos eran retirados con un pincel fino.

La desinfección de los huevos se realizó sumergiéndolos en solución de hipoclorito de sodio al 1% durante un minuto. Los huevos se extraían con un pincel y eran colocados dentro de un envase plástico de 200 ml de capacidad (ó,6 cm de diámetro y 7,2 cm de altura) con tape hermética, en cuyo fondo había un papel de filtro humedecido con hipoclorito de sodio al 20/0.

Un día antes de la eclosión, cuando los huevos presentaban una mancha oscura, se transfirieron en grupos de tres, a envases donde se encontraba el alimento. Estos eran pequeños vasitos plásticos transparentes de 24 ml de capacidad (3,0 cm de diámetro y 4,0 cm de altura), cuyo fondo tenia arena blanca adherida, mediante cloroformo y una tapa plástica con pequeños orificios y un trozo de algodón (cilindro de algodón de uso dental) humedecido y sostenido en su cara interna con un alambre. El alimento consistía en cotiledones individuales de caraota con su respectiva plúmula, provenientes de semillas de dos días de haber germinado a las cuales se les había removido los tegumentos y uno de los cotiledones. Previamente se desinfectaban con hipoclorito de sodio al 10% durante cinco minutos y posteriormente se lavaban con agua destilada. La humedad y el alimento fueron suministrados periódicamente cuando era necesario.

Cuando las larvae del último instar dejaban de comer, se transferían en forma individual a envases de 24 ml de capacidad con una delgada cape ( l,0 cm de espesor) de mezcla esterilizada de arena, sierra y aserrín en partes iguales. Esto para facilitar la construcción de la cámara pupal. Los adultos emergidos fueron colocados en cápsulas de petri y se le hacían las observaciones sobre longevidad, fecundidad y fertilidad

La realización de estos ensayos se desarrolló bajo condiciones naturales de temperatura, el promedio fue de 24.4°C. La humedad relativa era controlada durante las fases inmaduras manteniéndola a niveles cercanos al 100% Se suministró luz complementaria con bombillos fluorescentes, regulados automáticamente por interruptor eléctrico a un ciclo de 12:12 horas de luz/oscuridad

 

RESULTADOS Y DISCUSION

1. DURACION DE LAS FASES INMADURAS

La duración de las fases de preadulto (huevo, larva, prepupa y pupa) para la totalidad de la población, hembras y machos separadamente, para cada especie, se resume en el Cuadro 1. Cabe decir que no siempre la suma del número de observaciones de ambos sexos es igual al de la población total, ya que en ésta se incluyen los valores de fases que se cumplieron a cabalidad en individuos que murieron posteriormente.

La duración de la fase de huevo fue significativamente diferente (prueba de t, p <0.01) entre las tres especies. A. arcuatus y G. equestris presentaron la menor y mayor duración, 6.2 y 7.9 días respectivamente.

Las hembras de A. arcuatus tienen una mayor duración (prueba de t, p>O.05) como preadulto que los machos, 34.0 y 32.8 días respectivamente. Esto obedece a la marcada diferencia en el período larval (prueba de t, p<0.01) de ambos sexos. No obstante, estas hembras tienen una menor duración (prueba de t p < 0.01) que las de las otras dos especies, debido a diferencias en prepupa y pupa.

 

Cuadro 1

Las hembras y machos de A. ruficornis y G. equestris tienen similares tiempos de duración como preadultos, dentro de cada especie y entre éstas (37.9 y 40.3; 39.5 y 40.6 para hembras y machos de cada especie respectivamente). Los machos de A. arcuatus tienen una menor duración (prueba de t, p<0.01) a nivel de larvae, pupas y preadultos que los de las demás especies, entre las cuales no hay diferencias significativas.

 

2. DETERMINACION DEL NUMERO DE INSTARES.

La determinación del número de instares se realizó agrupando las medidas de cápsula cefálica (Hoxie y Wellso 1974). Podemos observar que cada especie tiene tres instares larvales bien definidos sin solapamiento, con medidas muy similares entre las tres especies (Cuadro 2).

Cuadro 2

Esto permite conocer el instar al cual pertenece una larva en laboratorio y probablemente también a la de una obtenida del campo, una vez conocido el ancho de su cápsula cefálica; no obstante no es posible determinar la especie correspondiente con dicha información.

 

3. LONGEVIDAD, FECUNDIDAD Y FERTILIDAD.

La longevidad de hembras y machos dentro de una misma especie no presentó diferencias significativas. La duración promedio para las hembras de A. arcuatus, A. ruficornis y G. equestris fue de 42.3, 23.1 y 76.7 días respectivamente (Cuadro 3). Las hembras de G equestris tuvieron una longevidad mayor (prueba de t, p<0.01) que A. arcuatus, y esta última a su vez, mayor (prueba de t, p<D.01) que A. ruficornis.

 

Cuadro 2

La duración de machos de A. arcuatus, A. ruficornis y G. equestris fue de 35.8, 29,0 y 85.4 días respectivamente (Cuadro 3). Los machos de C. equestris presentaron la misma tendencia que las hembras (prueba t, p<0.01) pero en este cave las dos especies del género Andrector se comportaron estadísticamente iguales.

Los diferentes períodos delimitados por el proceso de oviposición a lo largo de la vida de las hembras de las diferentes especies, presentaron ciertas diferencias (Cuadro 4.) Los períodos de preoviposición y postoviposición resultaron más largos (prueba de t, p<0.01) en G. equestris, no observándose diferencias entre las otras dos especies, mientras que el de oviposición fue mucho más corto (prueba de t, p< 0.01) en A. ruficornis y sin diferencia entre A. arcuatus y G. equestris.

La fecundidad medida como número total de huevos por cada hembra fue de 1260, 196 y 557 para A. arcuatus, A. ruficornis y G. equestris respectivamente (Cuadro S). Esta fue mayor en A. arcuatus (prueba de t, p<0.01) y G. equestris (prueba de t, p>O.OS) que en A. ruficornis, entre las dos primeras no hubo diferencias significativas. EL mayor número de huevos/hembra/día de oviposición, se presentó en A. arcuatus (prueba de t, p<0.01), mientras que las otras dos especies no mostraron diferencias significativas entre sí.

La fertilidad se obtuvo promediando los porcentajes de eclosión de algunas posturas diarias tomadas al azar de diferentes hembras. Los valores obtenidos se presentan en el Cuadro 6. Aunque los promedios de fertilidad se muestran bastante diferentes, no se detectaron diferencias significativas entre ninguna de las especies La fertilidad general promedio fue de 77%

 

Cuadro 4, 5 y 6

 

4. MORTALIDAD

La mortalidad observada en las tres especies se presenta en el Cuadro 7. En dicho cuadro se puede observar que las mayores mortalidades para cada especie se suceden en la fase de larva y también que la fase de prepupa es un estado crítico. A. arcuatus presenta los menores valores de mortalidad en cada una de las fases preadultas, así como en la mortalidad total.

La mortalidad durante la fase de larva ocurrió mayormente en el primer instar, especialmente en el período posterior a la eclosión al inicio de la alimentación. Debemos decir que parte de la mortalidad total puede ser atribuida a la manipulación de las crías, así como también a la presencia de un posible virus que atacó un buen número de larvas del tercer instar y de las prepupas.

Cuadro 7

 

DISCUSION

Las tres especies estudiadas presentan una historia de vida similar, sin embargo se observan diferencias en los parámetros biológicos analizados. Así A. arcuatus tuvo un desarrollo como preadulto más rápido que A. ruficornis y G. equestris. Esta característica aunada a una alta fecundidad, nos permite suponer que esta especie podría tener ciertas ventajas competitivas en el agroecosistema caraota. Además, si como inferimos de nuestras observaciones, A. arcuatus coloniza más temprano el cultivo que las otras dos especies, tendría entonces otra ventaja adicional. Es interesante señalar que los muestreos realizados en diferentes campos del cultivo en el área, indicaron que ésta era la especie más abundante (Yépez Gil, 1982).

 

Lo dicho anteriormente podría aplicarse en las observaciones bajo las condiciones en las cuales se llevó a cabo el estudio. No obstante, creemos que la situación podría cambiar a favor de otra de las especies si se variaran las condiciones tanto de laboratorio como las climáticas y/o edaficas en el campo.

REFERENCIAS

APONTE, O., P. CASTILLO y N. RICARDO, 1978. Estudio sobre plagas de la caraota, Phaseolus vulgaris, en los Estados Lara y Portuguesa durante el periodo 1970-1976 Presentado en el III Encuentro Venezolano de Entomología. Maracaibo, Julio 1978.

BECHYNE, J. y B. BECHYNE, 1969 Die galerucidengattungen in sudbrasilien Iheringia, Serie Zoologia, No. 36. 110 p.

CASARES MOIZANT, R. 1971. Presencia de las principales plagas de la caraota Phaseolus vulgaris L. en los Estados Aragua y Carabobo, Venezuela. Trabajo de Ascenso. Universidad Central de Venezuela, Facultad de Agronomía, Maracay. 51 p.

CASTILLO, JUAN J. 1961. El frijol. Consejo de Bienestar Rural, Caracas. Serie de Cultivos No. 3. 50 p.

CIAT. 1978 . Problemas de campo en los cultivos de frijol en América Latina. Centro Internacional de Agricultura Tropical, Cali, Colombia. 136 p.

DEBROT C., E. y C. E. BENITEZ DE ROJAS. 1967. El virus del mosaico del frijol Vigna sinensis Endl, (Cowpea Mosaic virus) en Venezuela. Agronomía Tropical 17 (1): 3-15.

FERNANDEZ YEPEZ, F. y Otros, 1974. Guía de Entomología Agrícola. Tercera Edición. Universidad Central de Venezuela, Facultad de Agronomía, Maracay. 142 p.

FUSAGRI, 1981. Plagas que atacan el cultivo de soya. Noticias Agrícolas. 9 (19): 86-88.

GAMEZ, R. ]980. Virus transmitidos por Crisomélidos. pp. 239-259. En: Problemas de Producción de Frijol. CIAT. Colombia. 424 p.

GUAGLIUMI, P. 1966. Insetti e aracnidi delle piante comuni del Venezuela signalati nel periodo 1938-1963. Rclazionie e Monografie Agrarie Subtropicali e Tropicali. 86, Instituto Agronomico per L'O Itremare: Firenze, Italia, 391 p.

GUTIRREZ, U., M. INFANTE y A. PINCHINAT. 1975. Situación del cultivo del frijol en América Latina. Centro Internacional de Agricultura Tropical, Colombia. Serie ES- 19, 33 p.

MOXIE, R. P. y S. G. WI LLSO. 1974. Cereal leaf beetle instars and sex defined by larval head capsule widths. Ann. Entomol. Soc. Am. 67: 183-186.

MONTAGNE, A. y A. NOTZ. 1980. Problemática Entomológica de las leguminosas de Venezuela. Presentado en el V Congreso Venezolano de Enton1ología, Maracay, Julio 1980 (Manuscrito).

PARDO I., ALEXIS. 1978. La cría artificial del "coquito pintado" Andrector ruficornis (Olivier) Coleoptcra: Galerucidae. Presentado en el III Encuentro Venezolano de Entomología. Maracaibo, Julio 1978 (Manuscrito).

RUPPEL, R. F. y E. IDROBO. 1962. Lista preliminar de insectos y otros animales que dañan frijoles en América. Agricultura Tropical 18 (11): 651~ 79.

SELMAN, B. J. 1973. Beetles-phytophagous Coleoptera. pp. 158-177 En: Viruses and invertebrates. North-Holland Research Monographs. Frontiers of Biology. Vol. 31, Amsterdam. 673 p.

YEPEZ GIL, GUSTAVO. 1982. Estudios sobre algunos aspectos de la biología y ecología de Andrector arcuatus Olivier, A. ruficornis Olivier y Gynandrobrotica equestris Fabricius (Coleoptera: Chrysomelidae). Trabajo de Grado. U.C.V. Facultad de Agronomía. 84 p.